martes, 10 de octubre de 2017

La guardería: Confección de los menús infantiles

Debemos de observar una serie de reglas para favorecer la adecuada nutrición evitando los déficits o las carencias alimenticias en un período en que el aporte alimenticio es de suma importancia evolutiva.


Normas a seguir:

  • Abundancia de ración alimenticia, lo cual no quiere decir confundirse con un exceso en la cantidad de comida.
  • Variabilidad de la dieta.
  • Calidad alimenticia de las comidas guiándonos más por su valor nutritivo y nunca por su precio, publicidad o comodidad.
  • Buen condimento.
  • Extremar las medidas higiénicas tanto en la preparación como en la presentación.
  • Prioridad de alimentos más necesarios para el niño (leche, huevos, carnes, etc.).
  • Evitar alimentos preparados artificialmente.
  • No abusar de conservas y embutidos.
  • Favorecer el consumo de frutas y verduras.
  • Para planear los menús semanales es conveniente empezar por confeccionar un plato base para cada día de la semana que cubra al menos el 50% de las necesidades de la dieta, que se complementará en los primeros platos y postres.
  • Diariamente se deben incluir en las dietas de los niños: leche, huevos, patatas, hortalizas, cítricos, fruta, pan y azúcar. Además:
    • 4 veces por semana pescado.
    • 3 veces por semana carnes, aves y legumbres.
    • 2 veces por semana arroz y pastas.
  • Son nocivos y deben suprimirse de la dieta infantil: quesos fuertes; carnes grasas; embutidos pimentonados; mariscos; pescados azules; bebidas alcohólicas; sucedáneos de carnes, pescados, frutas y derivados; especias.
  • Todos los menús programados deben ser informados a la familia semanalmente para:
    • Control y conocimiento de la alimentación de sus hijos.
    • Posibilidad de completar en casa la alimentación base escolar.

0 comentarios:

Publicar un comentario