Acreditados por el SEPE

Servicio Público de Empleo Estatal.

Agencia de Colocación y Empleo

Bolsa de trabajo propia con número de autorización: 9900000577.

Certificado de Calidad Bureau Veritas

Cumplimos rigurosamente con la normativa de calidad ISO 9100.

Acreditados por la Comunidad de Madrid

Número de censo: 27933.

jueves, 25 de septiembre de 2014

Equivalencias de los Títulos de Graduado en ESO y Bachiller - BOE Nº 146, de 17 de Junio de 2009


DISPOSICIONES GENERALES


MINISTERIO DE EDUCACIÓN


 Orden EDU/1603/2009, de 10 de junio, por la que se establecen equivalencias con los títulos de Graduado en Educación Secundaria Obligatoria y de Bachiller regulados en la Ley Orgánica 2/2006, de 3 de mayo, de Educación.


La Ley Orgánica 2/2006, de 3 de mayo, de Educación, declara que todas las personas deben tener la posibilidad de formarse a lo largo de la vida, dentro y fuera del sistema educativo. Para ello, se concibe de manera flexible, lo que implica, por una parte, establecer conexiones entre los distintos tipos de enseñanzas, de modo que se facilite el paso de unas a otras y, por otra, permitir la configuración de vías formativas adaptadas a las necesidades y los intereses personales más diversos.


En el caso de las personas adultas, la Ley plantea la necesidad de adoptar medidas para reconocer los aprendizajes adquiridos, impulsando su continuidad en la educación y la formación, y que ello les proporcione una mejora cuantitativa y cualitativa en el empleo.


De este modo, las personas adultas que carezcan de título podrán acceder a las enseñanzas de formación profesional, de enseñanzas artísticas y de enseñanzas deportivas, mediante la superación de una prueba en la que acrediten, entre otros requisitos, la madurez en relación con los objetivos de las enseñanzas correspondientes. Las Administraciones educativas regularán las pruebas para que los mayores de diecisiete o diecinueve años, que no se hallen en posesión del título de Graduado en Educación Secundaria Obligatoria o de Bachiller respectivamente,

miércoles, 24 de septiembre de 2014

RITUALES DE ADORMECIMIENTO EN EL NIÑO


Los rituales de adormecimiento en el niño se crean entre los 2 y los 3 años y medio.


   Se presentan cuando necesita estar con alguien o hacer algo antes de dormirse. Llegan a ser un auténtico ceremonial, un rito para conjurar la angustia, fórmulas mágicas para tranquilizarse.


   Exige que la madre esté presente en determinado lugar y se queda junto a él un rato después de haber apagado la luz; también que le acune antes de dormirse.


   Con la preparación del sueño suele darse una succión del pulgar y puede llegar a ser indispensable para que pueda dormirse en vez de lo anterior o después hacen ruido con la boca, con movimientos repetidos de los labios.


   Aparecen los “objetos de transición”. Necesita tener una tela en la mano o restregársela contra la cara, tela que ha de ser de cierta clase, con cierto color y que se empeñe en no querer cambiar.


   Otros se acarician la mejilla o la oreja con un mechón de cabello; con el tiempo querrá tener siempre a mano un muñeco preferido (el clásico osito de peluche); lo acostará a su lado, lo apretará como algo vivo que le reconfortará y se pondrá violento cuando se lo quiten o lo pongan lejos.


 

Fuente: Joaquín Tesón.

lunes, 1 de septiembre de 2014

EL CRECIMIENTO DE LOS CACHORROS CANINOS

Aunque los cachorros al nacer presentan una diferencia de peso no muy marcada entre las diferentes razas, en relación al peso de la madre; es decir, que un cachorro de chihuahua o Yorkshire pueden pesar al nacer alrededor de 110-130 gr., lo que representa, aproximadamente el 5% del peso de la madre, y un Gran Danés, puede pesar entre 450-600 gr., equivalente a cerca del 1% del peso de la madre; al llegar a la edad adulta, la diferencia llega a ser abrumadora; por ejemplo, los cachorros de Yorkshire pueden llegar a pesar un kilo mientras que el Gran Danés alrededor de  80 - 100 kg., lo que supone en los cachorros de Yorkshire, para alcanzar el peso adulto experimentará un crecimiento de  7,3 veces  su peso al nacer; mientras que en un Gran Danés el incremento puede llegar a ser alrededor de 165 veces su peso al nacer.


Cachorros de Yorkshire


 Sin embargo estas diferencias no establecen excepciones para el cuidado en la alimentación del cachorro, cualquiera que sea su raza.


Cachorro de Gran Danés


Debe tenerse en cuenta que los cachorros durante los primeros meses de vida, son susceptibles a diversos trastornos que pueden comprometer su salud en la edad adulta, ya que sus requerimientos nutricionales son mayores durante esta etapa y una alimentación deficiente, o excesiva, es una de las principales causas de dichos trastornos, por ello, además de cumplir correctamente con el plan de vacunación, la alimentación debe ser la adecuada a su edad, así como la frecuencia en el suministro diario; muchas de las afecciones ósteo-articulares que presentan de adultos son consecuencia de las carencias nutricionales a las que se han visto sometidos durante los primeros meses.